viernes, 20 de marzo de 2009

MANIA PERSECUTORIA

Está por todas partes. Mire donde mire. Vaya donde vaya. No puedo dar un paso sin toparme con el puto material del siglo XX. Maldito plástico. Aporreo el teclado y aquí está, cojo el bolí y más de lo mismo, lo llevo pegado a mi cuerpo, adoptando la forma de correa de reloj, de suela de zapatos, (menos mal que no me da por llevar alguna de esas pulseritas monocolor a favor de alguna causa, que parecen petróleo solidificado). Pero lo de ayer, llego a ser opresivo, agobiante. Estaba en mitad de una hayedo y cada no más de diez metros, pedrada a los ojos, estaba rodeado: una bolsa de pipas, una botellita de agua mineral, envoltorios de huevos kinder, algún que otro tapón huérfano de botella, y como no las omnipresentes bolsas de supermercado.

Seguí subiendo desesperado, tratando de olvidarme de esa obsesión, buscando algún espacio inmune a la plaga. Llegué a la cima. La distancia entre plástico y plástico fue aumentando paulatinamente, pero no conseguí librarme. Arriba me esperaba Mercadona, Fontvella y hasta ¿un bastoncillo para los oídos...?.

Angustiado cogí el coche de regreso a casa. Cauces de ríos, campos de cultivo, pueblos...da igual, juro que cada no mas de diez segundos aparecían al otro lado de la ventanilla, entre los terrones de las huertas, enredadas en las ramas de los arboles o amontonadas en las cunetas, bolsas de plástico o restos de ellas. Acabarán sepultándonos. Pero como no eso no va a pasar mañana... Esta misma tarde seguiré viendo a la gente pedir su bolsita en el Hipercor para llevarse una caja de preservativos (¿seguimos con el plástico...? noooooo.....)

.

2 comentarios:

BIPOLAR dijo...

Estoy pensando que estamos mal hechos. Con lo que tarda en desintegrarse... cuánto duraríamos si fuésemos de plástico. Algun@s lo son, pero es de forma inconsciente.

El plástico y la electricidad...
(nos rodean)

jm dijo...

El plástico es el autentico superviviente del siglo XX, para que la naturaleza lo absorba puede pasar mucho mucho tiempo