viernes, 4 de noviembre de 2011

AL CAN DE OVIEDO.

-"Mamá tengo miedo..."

- "...¿Miedo?... ¡al can de Oviedo!".

Nunca supe qué o quién era eso del "can de Oviedo", pero estaba claro que mi madre quería quitarle toda la importancia a ese miedo, que para ella no tenía ningún fundamento y era del todo tonto.

El otro día hablaba en facebook (qué ultimamente me esta resultando muy enriquecedor) sobre la importancia o no, la conveniencia o no, la necesidad o no, del miedo.

Es muy difícil imaginar una vida sin miedos. Miedo al fracaso, miedo a no ser aceptado,miedo al dolor físico, miedo a la soledad, miedo a la pobreza, miedo al dolor, miedo al ridículo, miedo a los demás, miedo a la vejez, miedo al futuro... y el mayor y más tremendo de los miedos (quizás él sea la suma de todos los demás): miedo a la MUERTE.

Cuando fui al curso de preparación al parto (lógicamente como acompañante, no como sujeto principal) nos explicaron que el dolor (del parto en este caso) tiene una función muy concreta: avisar de que llega el "beibi". Sin dolor podría una madre parir de golpe mientras esta conduciendo, o subida a un andamio, o esperando la cola para presentar su declaración de la renta. El dolor es por tanto un aviso muy útil. Se supone que el miedo también tiene su función: ayudarnos a sobrevivir y a alargar nuestra esperanza de vida. Todo eso esta muy bien, pero he oído o leído por ahí que el miedo hace que la gacela huya del ataque del guepardo justo hasta que este la deja en paz, entonces la gacela se para y continua con su plácida existencia. El hombre no. El hombre es el único ser que corre todavía un buen rato más "por si acaso". Ese "por si acaso", ese miedo cabrón es el que nos encadena, nos imposibilita, nos mutila, es el que nos aniquila, el que nos mata. Es el miedo que no aporta absolutamente nada positivo. Es el miedo del que sería maravilloso liberarse.

Si me lo pregunto en serio, completamente en serio, la/s respuesta/s casi da/n miedo.

"¿COMO SERIA MAÑANA, PASADO Y AL OTRO, UN DIA EN MI VIDA SI NO TUVIESE ABSOLUTAMENTE NINGUN MIEDO?.

Imagino (aunque da vertigo): Si no tuviese miedo al mañana puede que me diese un largo paseo por la Isla en vez de venir a trabajar. Si no tuviese miedo al futuro puede que invirtiese mis ahorros en algún proyecto humanitario qué realmente me hiciese sentir bien. Si no tuviese miedo al ridículo es posible que dejase la agencia e intentase trabajar de locutor en alguna radio local. Si no tuviera miedo al fracaso tal vez me decidiese a ponerme a escribir una novela. Si no tuviese (en absoluto) miedo al futuro viviría sin ninguna tensión con una paz total. Y qué decir si me librase del miedo a la muerte... (al can de Oviedo).

3 comentarios:

Temujin dijo...

El miedo es mecanismo de supervivencia y es bueno, lo que ocurre es que ahora mismo se utiliza el miedo como arma de manipulación de masas. Así en vez de crear personas inteligentes crean borregos que van en rebaño incapaces de tomar decisiones por si mismos.

María dijo...

Pues no sé que decirte KOKY,

yo soy una miedosa congénita que me auto convenzo, que en realidad no tengo por qué tener miedo. A ver si se me entiende algo jajaja

Si uno no sintiera temor ante nada, sería un absoluto inconsciente lokatis, cuando el miedo te atenaza a todas horas puedes reaccionar de dos maneras, permitir que te inmovilice o sobreponerte y actuar con precaución sabiendo que hay peligro pero sin que ello no te anule... a mi el miedo a veces me puede, pero a fuerza de pelearme con él ya lo tengo tan conocido que se ha hecho mi amigo :-)

Nunca he tenido miedo a la muerte, pero muchísimo al dolor... de la muerte es lo único que me asusta, si hasta que llega duele mucho... cualquier dolor es soportable, lo único que me asusta es si dura mucho... hasta en el parto te diría lo mismo... ¡¡un cuento chino eso que te dicen en las clases de preparación!! jajaja si como a mi te toca morirte casi 29 horas de dolor insoportable... sirve eso para las tres primeras horas para las 26 restantes sólo soñar con que termine... eso sí, cuando ves al chiquitín se te olvida todo :-)

Que puedas a tus miedos KOKY ¡¡podrás , sin duda!!


Un beso muuy grande y feliz...
¿ Semana por ejemplo? :))



PD
¿de verdad te gusta Face? yo... no le acabo de encontrar ningún interés jajaja

tERESaRROYo dijo...

El miedo mundano va asociado al dinero para nuestra desgracia.

Si las necesidades básicas y vitales de la gente estuvieran cubiertas todos seríamos poetas o músicos o pintores o filosófos, en definitiva, mejores personas...