jueves, 13 de octubre de 2011

DECORADOS Y CONTEXTOS.

"Yo soy yo y mis circunstancias" le sirve a alguién como Ortega y Gasset, a mí se me queda pobre.
Yo soy mis circunstancias y un poquito de yo (muy poco, casi nada). Tengo 40 años y no tengo personalidad, al menos no solamente una personalidad. Represento tantos papeles, utilizo tantas máscaras de teatro griego como en representaciones intervengo. Incluso dentro de la misma obra de teatro, dentro de la misma circunstancia, cambio de máscara si percibo el más mínimo cambio de atrezo en el decorado.




¿Será adaptación al medio, plasticidad cerebral, escasez de autoafirmación...? Qué más da. El caso es que no se quién soy. Nunca lo he sabido. Y encima ahora empieza a darme igual, a importarme cada vez menos. Antes me obsesionaba el tema. Ahora veo que soy muchos yoes, muchos egos o muchas gaitas, dependiendo de la música que suene. Ningún adjetivo, ninguna característica me define totalmente. Traté de buscar un rasgo propío que permaneciese inmutable en mí a pesar del paso del tiempo y del cambio de ubicación en el espacio, y no hay manera. El rasgo que mejor cumpliría con esas condiciones sería "moreno" , pero ni con esas... (A veces, pocas, estoy paliducho). Soy una persona completamente distinta según el lugar, la circunstancia, la compañia, el estado de ánimo... infinitas variables imposibles de controlar o predecir. Por tanto ni puta idea de quién o qué soy. Ni falta que me hace (hoy, porque tal vez para mi "yo" de mañana o para el de esta tarde si que sea importante. Vete tú a saber...).

.

3 comentarios:

Temujin dijo...

Pues yo no y es un problema, porque muchas veces mi "yo" guerrero me hace que sea imposible callarme...

María dijo...

Si te sirve de consuelo KOKY,

dudo mucho muchísimo que nadie sepa quien es o deja de ser, de verdad verdadera. Yo también soy muy camaleónica, pero no por gusto, si no por necesidad.

Hoy precisamente me he hartado de decirlo en mi blog.. quizá me gusta tanto esto de los blogs, porque aquí sí que soy yo de verdad ( creo) en todo caso... digo lo que me parece, cuando me parece, a quien me parece, intento hacerlo con educación y sin hacer daño y... con eso llega. Fuera, sólo a veces, muy pocas y ante muy pocos puedo ser yo ( el que me sale, de verdad) que si hay que medir por una cosa, que si han que cubicar por la otra, que si qué va a pensar este o el otro ( a mi me da igual, pero a quienes me rodean no.. en fin, que es un rollo... pero yo, no uso máscara, suelo usar más bien armadura :-)


Venga va...no te preocupes demasiado, el yo que veo, me gusta... en serio y suelo tener buena vista, que lo sepas:-)


Un besito y feliz finde.

Anónimo dijo...

No lo creo Koky. Un día me dijiste que lo importante era saber decir NO. No a cosas que hacemos por esto o por lo otro... por el que van a decir o dejar de decir. ESO ES PERSONALIDAD