domingo, 23 de mayo de 2010

VIVIR.


Dicen en Okinawa que sin motivaciones es difícil llegar a viejo. La curiosidad que mata al gato, al hombre le insufla vida. Explorar el entorno. Abrir los ojos como platos, mirar y maravillarse. Descubrir, pero no ver nunca el truco, disfrutar de la magia sin más. Aprender lo justo y dejarnos sorprender cien veces al día. No perder nunca la capacidad de asombro: esa es la clave. (Ah: ¡y no olvidarse de respirar!).
.

7 comentarios:

BIPOLAR dijo...

Okinawa sabe lo que se dice

Judit Esteban dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Judit Esteban dijo...

Abrir los ojos como platos y contrarrestarlo con la necesidad esa que tenemos el común de los mortales de parpadear. ¿Soy la única que piensa que en un parpadeo caben muchos fotogramas perdidos?. De todas formas, la curiosidad nos insufla vida, pero también nos mata.

Temujin dijo...

Te dejo esto con tu permiso... Kokicid

El miércoles es el día de la Esclerosis Múltiple.
Cuando veais a unas personas con huchas, dejadles un poco de lo que os sobra. Un poco de todos es un mucho para unos pocos. Se lo merecen, nos lo merecemos (nos haremos mejores)

Temujin dijo...

Respirar es importante, detalles que tiene la vida....Okinawa sabe aprender...

Anónimo dijo...

¿Okinawa no es la isla de Japón? ¿O es algún escritor?

aniki dijo...

El apego a lo conocido es un arma de doble filo. Estoy contigo, hay que explorar más allá de nosotros mismos, observar lo que nos rodea,
llegar hasta donde no llegan los demás...

Besos, Kokycid.