jueves, 20 de agosto de 2009

MI SEMANITA DE VACACIONES

Ya esta ahí, a la vuelta de la esquina. Por fin. No se si realmente quiero que lleguen, porque una vez que empiezan duran un suspiro. Casi disfruto más los días previos imaginando todo lo que voy a hacer y sobre todo a dejar de hacer. Pero después me acuesto un viernes y me despierto un domingo, ocho días más tarde, sin apenas haberme enterado. Mañana a eso de las 20.30 zapatilla a Santander. A ver llover. (Y que Revilla diga que en Cantabria solo llueve de noche, ¡!) Si un día sufriesen sequía, bastaría con que nos llamasen y nos sacasen en procesión como hacen en los pueblos del sur con algunas Imágenes y zás: lluvia asegurada hasta el día de la vuelta (que para joder, siempre sale radiante). Este sentimiento de que todo esta todavía por disfrutar me recuerda a cuando de niño veía todos los paquetes envueltos ocultando sus tesoros el día de Reyes. Era aun mejor lo que imaginabas que lo que encontrabas, lo que esta por venir y por vivir que lo que se vive en el instante. Las espectativas suelen, casi siempre, superar la realidad. Eso si, casi garantizado, tengo: desayunos abundantes y pausados, siestas de manual, tardes de tapitas y riojas, ratos de sofá y libro con programas de cotilleo como ruido de fondo... Que no es poco. Ojalá no llueva demasiado...


.

2 comentarios:

Raúl Urbina dijo...

Después de pasar gran parte del año viendo cómo las vacaciones pasan en torno a ti, creo que tienes más que merecidas unas buenas y descansadas vacaciones.

Y que llueva lo justo.

BIPOLAR dijo...

"Era aun mejor lo que imaginabas que lo que encontrabas, lo que esta por venir y por vivir que lo que se vive en el instante. Las espectativas suelen, casi siempre, superar la realidad"

... buf... "vivo sin vivir en mi y de tal manera espero que muero porque no muero", ya lo dijo una santa.

Creo que ya se me ha pasado la apatía, la desidia y la pereza.

Comer con chubasquero tiene su encanto. Seguro que vuelves negro.