lunes, 23 de febrero de 2009

VOLVER ATRAS

Clavo la mirada en las agujas. Hago una ejercicio de máxima concentración. Pongo toda la intención de la que soy capaz. Noto vibrar algo dentro de mi cabeza. El resto sigue inmutable. Ningún resultado. El cansancio me vence. Caigo dormido. Cuando despierto las manecillas del reloj ya no refulgen en la oscuridad. Es de día. Un nuevo día para mí, no para ella.Esta noche volveré a intentarlo. Por enésima vez. Estoy convencido: la relación espacio-tiempo, tiene una fisura, una esquina imperfecta por la que colarse y alterar ambos términos. Solo hay que encontrar ese resquicio. Si consigo que las agujas retrocedan, aunque solo sea una marca de la esfera, habré doblegado su voluntad. Lo dominaré. Remontarme veintidós años atrás será entonces un juego de niños. No aprovechare a estudiar informática. No invertiré en acciones de Yahoo ni abriré un negocio de telefonía móvil. Solamente aceptaré un trato que en su día rechacé. "Mi vida, si dejas de fumar, lo dejo yo".

.

2 comentarios:

Dédalus dijo...

Escribes bien, amigo. Te acabo de descubrir y me gusta tu estilo directo, de frases cortas, como largadas a vuelapluma y con ese punto de rotundidad que entre líneas se te vislumbra.

Un placer, Kokycid.

BIPOLAR dijo...

Vaya... quizás ella enfermó... :(