martes, 23 de julio de 2013

UN CULO, 50 PTAS. Y LA LUNA

Ayer hubo luna llena. Al imaginarla, me vinieron de golpe a la cabeza dos imágenes. Dos de las cosas más redondas, grandes y brillantes que jamás vería. Ambas tienen que ver con el Tito. Las dos eran suyas. Una, su culo. Otra, una moneda de 50 pesetas.
El culo me lo enseño sin querer una tarde de siesta. Yo estaba dormido en su cuarto y él entro a cambiarse el bañador. Cuando, por los ruidos del armario, abrí los ojos, allí estaba en mitad de la penumbra: su culo, ¡un culo gigantesco y tremendamente blanco que refulgía en la oscuridad!.
Lo de la moneda fue en mi Comunión, después de comer, el Tito me dio una moneda de 50 pesetas. Por un lado el cabezón de Franco, por el otro un águila alargado en diagonal. Era enorme. Aún hoy soy capaz de sentir nítidamente su peso en mi manita rechoncha, me llenaba prácticamente la palma de la mano. Apretándola en mi puño como si la quisiese exprimir, fui a la Antigua. Puse la inmensa moneda sobre el mostrador de cristal y traté de taparla con la mano. Empecé a pedir:
"...Cinco chicles de fresa, cinco de clorofila, cinco sobres sorpresa, dos bolsas de pipas, cinco regalices rojos, cinco refrescos, cinco jamones, cinco corazones, cinco dedos,... cinco labios, dos flash de limón y tres de cola... ¿cuanto llevo...? mmmm.... ponme también dos montaplex, cinco petazetas... un regaliz de palo... ¿cuanto llevo...? mmm... dame también un paracaídas... así. Ya. Así ya vale. Gracias".
Empecé muy seguro de mi mismo, con las ideas muy claras pidiendo del tirón chuche tras chuche, pero poco a poco fui dudando, mirando y remirando los botes y luego ya no sabía que más pedir... Al final me sentí desbordado. No hubo huevos. Fui incapaz de gastarme las cincuenta pesetas. Derroché como nunca lo había hecho y como seguramente nunca más podré hacer, y aún así no pude. Me sobró dinero. ¡Qué tiempos!.

2 comentarios:

Temujin dijo...

Es lo que hay cada dia hay más dinero por ahi y a la vez somos más pobres...

calmaleón dijo...

De todos modos, a mi me tendrías que haber llamado , habiamos dejado pufo en la antigua ... seguro, que capacidad de gastar tenía , y tengo