miércoles, 24 de marzo de 2010

MIEDO


Sólo. Sentado en la cama en mitad de la noche siento su presencia, lo vuelvo a notar. Se humedece la frente y se angustia la garganta. Danza dando vueltas a mi alrededor. No oigo su risa, pero se que se burla, que sabe de mi inferioridad. Unas veces se muestra agobiante con todo su poder de parálisis y otras permanece latente esperando su momento. Pero siempre esta ahí. Acortando mis tendones, encogiendome el latido. No descansa. No distingue la noche del día, su peso es constante. Sufro desde niño sus continuas mutilaciones . Determina mis actos y narcotiza mi capacidad de respuesta. Se hace con el timón, me convierto en un pelele entre sus manos. Y aunque intente disimularlo, él y yo sabemos quién manda.
"Cogelo del pecho y miralo a los ojos de tú a tú, y desaparecerá".
Tururú corneta... con este eso no vale. Es el peor de su estirpe. Es el miedo al propio miedo.


.

7 comentarios:

BIPOLAR dijo...

¿Miedo a vivir o a morir?

Soliloquio con uno mismo y sus fantasmas. Invítate a una copa. Así por lo menos entraréis muchos más en la conversación.

Recuerda Koky y huye de su guadaña
"Antes que el cierzo de la edad ligera, seque la rosa que en tus labios crece..."

KOKYCID dijo...

A vivir, por supuesto, a vivir. Ese ese el problema Bipo. Miedo a los golpes, a no cumplir las espectativas, a hablar, a sufrir, a defraudar, al ruido... a mimismo.
Al escribirlo, me sirve de "seudo-sicoanalisis" y me libro de tener que tomarme una copa conmigo mismo. Un besito Bipo.

María dijo...

Sabes,

si te sirve de consuelo, nos ocurre a todos.
Y el que niegue que siente miedo miente, eso seguro. Pero yo creo que mientras lo sepas, lo sientas y tires "pa lante", toda va bien.

Me ha gustado, de veras.

Mira te dejo un regalito...

"...Todos me aconsejan que viaje,
que entre y que salga, que no viaje,
que me muera y que no me muera.
No importa.

Todos ven las dificultades
de mis vísceras sorprendidas
por radioterribles retratos.
No estoy de acuerdo.

Todos pican mi poesía
con invencibles tenedores
buscando, sin duda, una mosca,
Tengo miedo.

Tengo miedo de todo el mundo,
del agua fría, de la muerte.
Soy como todos los mortales,
inaplazable.

Por eso en estos cortos días
no voy a tomarlos en cuenta,
voy a abrirme y voy a encerrarme
con mi más pérfido enemigo."

Pablo Neruda.

Besos.

KOKYCID dijo...

Gracias María, por tu comentario (mal de muchos, consuelo de tontos) y por el poema de Neruda (precioso) ¿Quieres creerte que de él solo he leido su autobiografía "Confieso que he vivido"? Una cosa más que tengo pendiente. Gracias de nuevo. Un besito.

Atapuerques dijo...

Cuando uno tiene mucho, mucho miedo, termina generando la mayor de las valentías.Es la historia de la humanidad.

Álvaro Tilo dijo...

Pero recuerda que siempre que con el nuevo día volverá el amanecer. Es la mejor esperanza de nuestras noches oscuras, saber que saldrá el sol de nuevo, pero tampoco conseguiremos olvidar que la noche volverá enseguida. Es nuestra eterna lucha que ganamos todos los días pero que al final nos vencerá

Saludos

Judit Esteban dijo...

¿A qué me sonará esto?