jueves, 7 de enero de 2010

REBAJAS

Siete de enero.Día de enmendar los pequeños despistes de talla o de color. Los que este año nos hemos portado bien somos muchos, y ellos aunque magos, solo son tres . A que es lógico algún que otro patinazo. A pesar del frío y del viento no me ha quedado otra que acompañar a mi mujer a un centro comercial.
Primer día de rebajas. No solo las tiendas han rebajado los precios, parece que todos hayamos rebajado algo de nuestro ser.
La educación esta con descuentos de hasta el 90%, el sentido común al 50% y la inteligencia en un loco 2x1.
Moviendonos como pasmaos, travandonos unos con otros, entre montones de ropa embarullada en cajoneras, o pisoteada por los suelos. Consumidores programados repitiendo el gesto indolente de coger la prenda manteniéndola una cierta distancia como si desprendiese alguna sustancia toxica, ojeándola con aire de superioridad como haría una top model indiferente, para después tirarla con desprecio nuevamente al montón. Hasta que con sonrisa de triunfo nos enfrentamos a una interminable cola para pagar en caja las tres o cuatro piezas "únicas" que hemos sido capaces de reconocer -solo nosotros- entre tanta vulgaridad.
¿Como se puede devaluar todo tanto, en tan solo unas horas? El mismo jersey que el martes costaba cincuenta euros, el jueves esta colgando bizco de la percha, dado de si y con una etiqueta de diecinueve con noventa y cinco. Si se cae al suelo, unos y otros lo arrastraran a zapatazos y nadie se agachara a recogerlo, carecerá de su valor, perderá todas sus cualidades y quizás al final del día algún encargado de tienda decida tirarlo a la basura. O por contra, tenga un minuto de lucidez y se moleste en recogerlo ,darle un planchadito con las palmas de las manos y mandarlo a la segunda marca del imperio textil donde se volverá a etiquetar, esta vez a cuarenta y cinco euros, recuperara su "valor" y seguramente se venda...Rebajas, rebajas, rebajas... ¡Es de necios confundir valor con precio!.


.

1 comentario:

BIPOLAR dijo...

Me preguntaba hoy si este año ha quedado algo de dinero en esta España de crisis como para comprar ni tan siquiera la ganga devaluada.

La vida es realmente así, hoy estás en la cima y mañana no vales nada.