martes, 22 de septiembre de 2009

NUNCA SE SABE...

Sientes la pesadez de tus pasos. Todo se ralentiza. La duda envilece el triunfo. Tratas de soñarlo, pero ni siquiera llegas a imaginarlo. Estas de vuelta cuando aún no has ido. Es sólo una intuición fallida. Quieres retroceder. Buscas, escarbas, buscas, escarbas, ... Te rindes y decides no apostar nunca más. No es inamovible. De martes a miercoles solo hay un minuto: de 23,59 a 24,00. Mañana puede cambiar tu percepción. Puede cambiar el mundo. Pueden retirarse las sombras. Puede desdibujarse el futuro. Puede gobernar el insomnio.
O puede que no despiertes...

.

No hay comentarios: