jueves, 28 de mayo de 2009

ESTOS CONFUSOS DIAS

Este era uno de sus momentos preferidos del día, sólo enturbiado por el hecho de terminar siempre con prisas, a pesar de levantarse, como se levantaba, hora y media antes de entrar a la oficina. Apagó el tostador con una mano y simultáneamente con la otra bajo el volumen a la radio, -"parece que en este país todo sea futbol"-. Regó de aceite el pan un poco más quemado de la cuenta, -cosa que le desagradaba profundamente-. Saco la taza del microondas y revolvió el Neskuit hasta que la leche adquirió el color del adobe. Disolvió una cucharadita de miel. Sacó un plátano de la nevera y en ese momento fue cuando ella casi le grita:
-"Disculpe señor: ¿me permite por favor, la tarjeta de embarque?"
- "¡¿Que no ve señorita, que estoy desayunando...?! Por favor no me estropee el día y deje de darle de comer al caballo que este tango es para bailar muy arrimaditos..."


.

1 comentario:

BIPOLAR dijo...

¿caballos y tango? Me he perdido...

es verdad, ha habido días de sólo fútbol, pero yo vivo en mi reino de la ignorancia. Feliz. :P