miércoles, 14 de enero de 2009

ENTRAMADO

Si no llevo catorce años utilizando Internet a diario (al menos en el trabajo) no llevo ninguno. Desde que lo descubrí me pareció un canal asombroso, una fuente de información inagotable, una herramienta de infinitas posibilidades. Lo considere como una revolución con mayor repercusión que la famosísima revolución industrial del XVIII e incluso me atrevería a decir que con más trascendencia que la propia Revolución Francesa que marco el nacimiento de una nueva era. Al principio utilizaba Alta vista como buscador y no tenia muy clara la diferencia entre web,dominio, buscador, portal, internet, e-mail... (a día de hoy creo que podría decir que domino estos términos, pero me hallo igualmente confuso ante otros muchos de nuevo cuño). Recuerdo el día que una compañera de una mayorista de Madrid me recomendó "Google" (me lo tuvo que deletrear) para buscar información sobre un hotel de Praga. Desde ese día hasta hoy Google ha sido mi manual de trabajo mas consultado, y manoseado (¿donde quedaría aquella sobadísima "Guía Oficial de Hoteles" y aquel "Icotur"?). Sería en el 98 cuando me quedaba en la oficina hasta las mil chateando con gente de todas partes y me parecía el no va mas... hará como un par de años cree mi propio espacio en msn. Pero no fue hasta mediados del año pasado que descubrí (gracias a Raúl Urbina) el tinglado de los blogs. Me enganche a "Verbavolant" desde el primer día que lo leí, y hoy por hoy no me acuesto casi ningún día sin leer su entrada. Desde el blog de Raúl fui descubriendo otros, y desde esos otros encontré nuevos que me llevaron a entrar en otros... Y caí preso de un entramado espiral que noche tras noche me absorbe y me quita horas de lectura y de sueño, transportándome a corazones y pensamientos de gentes generalmente inteligentes y maravillosas, creadores dotadísimos y en algún caso a las ideas abombadas y deformes de tanto rebotar de lado a lado en los cerebros huecos de tarados ignorantes.
El caso es que nunca creí que existiese tanta gente con esa facilidad para "saber cosas de uno mismo, que ni uno mismo sabe que sabía" como canta y cuenta Sabina. Menudo descubrimiento. La única pega de todo esto es que me veo incapaz de poder leer todos los blogs interesantes con los que me voy topando al ir saltando de rama en rama. El bosque es demasiado espeso, lo cual resulta a la vez prometedor y frustante.

3 comentarios:

Raúl Urbina dijo...

Esto de no poder llegar a todos los nodos del tejido no tiene que desesperarte, Kokycid. Nos pasa a todos, en mayor o menor medida. Yo tengo unos cuantos blogs de referencia, blogs de amigos y blogs que me gustan. No siempre consigo alcanzar a leer todo lo que quiero, pero tampoco escucho música todo el tiempo que quiero ni leo todo el tiempo que me gustaría. En cualquier caso, te agradezco tu fidelidad a "Verba volant" y estoy de acuerdo contigo en que la Red, frente a lo que muchos piensan, aporta muchos lazos de relación interpersonal y es un vehículo imprescindible para desplazarse por nuestros tiempos.

BIPOLAR dijo...

pues yo primero:
JUAJUAJUAJUA bienvenido al club

y segundo... jejeje además, en la red se esconde la gente que tiene unas inquietudes difíciles de canalizar en la superficie, es decir, en el mundo real.

KOKYCID dijo...

Gracias a los dos por vuestros "Post", "entradas" -o como se llamen-, diarios (o casi. Me haceis pasar muy buenos ratos