sábado, 23 de marzo de 2013

ORACION A LA VIRGEN PURISIMA.

Oh! Virgen Purísima, llena de bondad y comprensión. Vos que sois la mejor intercesora ante la Divina Providencia, os ruego por medio de esta oración que ayudes a solucionar mi problema. Acordaos, oh, piadosísima Virgen Maria, que jamás se ha oído decir que ninguno de cuantos se han acogido bajo vuestro amparo, hayan implorado vuestra asistencia y dirigido sus suplicas haya sido abandonado. Animado yo con tal esperanza, acudo a Vos, oh Virgen de las vírgenes, y gimiendo bajo el peso de mis pecados, me postro a vuestros pies y os ruego me escuchéis (aquí indica tu petición). No desechéis mis suplicas oh Madre bondadosa, ante bien oídlas propicias y acogedlas favorablemente. Amén.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Volvemos al sistema tradicional eh?

KOKY CID dijo...

El buscar terapias alternativas, no significa en absoluto abandonar lo tradicional. Nunca lo abandoné Kanklinillo.