lunes, 3 de diciembre de 2012

NO ERES MIO.


A veces se me olvida: no eres mío. Eres de Dios, del Cosmos o como tú prefieras llamarlo. No eres mi hijo, eres hijo de la Vida,  hijo de la Energía Universal... (todos lo somos).
No eres por tanto mi responsabilidad. Eres un don. El mayor regalo que me ha hecho la Vida. Mi obligación es disfrutarlo. ¿Como voy a preocuparme? ¿Si me regalasen un Ferrary, me preocuparía  pensando en el seguro, en la gasolina, en el garaje, en los cambios de aceite...? Por supuesto que no. Lo arrancaría, lo haría bufar y disfrutaría de sus cualidades y de sus calidades.
Pues ni más ni menos, chico. Ni más ni menos. En esas estoy...

4 comentarios:

Spaghetti dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=scJfPazTdy8

Esto es un video de la parte de "Los hijos" en el libro "el Profeta" de Khalil Gibran que supongo ya has leído...porque vienes a pensar lo mismo y eso te honra!
Un abrazo grande y besitos al niño (cuídalo mejor que al Ferrari)

calmaleón dijo...

Milagro... milagro , milagro... aprender a reconocer que tenemos un ferrari sea o no nuestro....
Lo mejor es eso saber que lo tenemos, la gran putada es que estos vehículos suelen tener tanto motor que son difíciles de manejar , con tantos caballos, con tanta potencia...
Pero no olvides unas cosa.. están hechos a medida, son únicos y al final manejables...
Intentar que no se roce es nuestra responsabilidad

disfruta de el suele ser de tu color favorito.

un abrazo para los 3

TeresArroyo dijo...

Así es

Anónimo dijo...

"... y eras nuestro perro, porque lo que amamos lo consideramos nuestra propiedad..." (Alberto Cortez)