miércoles, 14 de diciembre de 2011

ALTERNANCIA DE NUBES Y CLAROS.

Hoy vuelas y pasado mañana te sientes incapaz de coger carrerilla para intentar el salto. Nada es permanente, el cambio es continuo e inexorable. Los mayores vaivenes los sufren los sentimientos, las ideas y las emociones. Son tantos los factores que los conforman y tan escaso el control al que están sometidos... Son tan inexplicables, tan poco lógicos, que no te queda más remedio que aceptar lo que es y permanecer en cubierta disfrutando de los rayos de sol o bajar al camarote a esperar que amaine la tormenta según toque en cada caso. Y todo ello intentando disfrutar de los envites de las olas y su sube y baja.
Llueve ahora en tu corazón y son sólo un par de hechos sutiles, imperceptibles, los que de golpe hacen que salga el sol y forme, de la aurícula al ventrículo, un alegre arcoíris.
Son enormes cambios, bruscos y repentinos, originados por mínimas causas.

.

2 comentarios:

María dijo...

Así ando yo tooodo el día...KOKY, pero toodo el día.

Normalmente esta cosa tan bonita que has escrito le sucede a la gente a lo largo de una semana o mes, en ciclos... pues no, a mi me pasa en periodos de dos en dos horas jajaja eso sí, sieeempre, salvo maremoto, me sale el Arco iris al final :-)


Un beso y ya que casi se huele ¡¡MUY FELIZ NAVIDAD!!

Temujin dijo...

Es lo que mola, la alternancia, sino todos seriamos grises... y aburridos ...