miércoles, 21 de julio de 2010

JERJES CONQUISTA EL MAR.


El mar no. Lo que conquista Jerjes es tu corazón nada más conocerlo. La novela te engancha desde la primera línea y no te deja soltar el libro hasta haberlo acabado. Es como un helado almendrado al que acabas mordisqueando el palo cuando ya no queda más chocolate. Te lo lees del tirón y una vez terminado te provoca sentimientos contrarios : por una parte todavía paladeas y disfrutas de los escenarios y situaciones creadas por el autor, y por otra te ataca un sentimiento de perdida porque empiezas, desde ya, a echar de menos a sus personajes.

Su argumento no se basa en sucesos extraordinarios, más bien al contrario. Situaciones comunes en las que nos podriamos encontrar nosotros mismos un día cualquiera. Yo lo llamo "realismo blandito" (no edulcora la realidad, pero no se regodea en la tragedia humana y busca el lado tierno de cada situación). El libro es cortito y centra el peso de la narración en un personaje tan especial y entrañable que casi pasa a formar parte de tu familia.

A Jerjes, le he cogido el mismo cariño que al Principito, al viejo que leia novelas de amor, al otro viejo (el del mar y el pez espada), a Caulfield del Guardián entre el centeno, a Pecay de la Fuerza de Uno, o a Perico de la Brújula Loca. Me ha conquistado desde el minuto uno. Esta novela de Oscar Esquivias es uno de esos libros que me gustaría regalar a todos los amigos, para que ellos también disfruten, como yo lo hice, de la magia de lo cotidiano, del arte de contar, de convertir mediante el verbo lo intrascendente en interesante. Como no lo puedo regalar a todo el que quisiera, desde aquí os animo a que os lo leáis, seguro que Jerjes también os conquista a vosotros y cada vez que paseis por la Gran Vía mirais hacia arriba hacia las terrazas de la Telefónica.

.

4 comentarios:

BIPOLAR dijo...

Creo que me lo voy a apuntar para este mes de agosto que ya arrecia. Será el primero que lea desde hace muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuucho tiempo.

Raúl Urbina dijo...

Grande Óscar Esquivias. Éste aún no lo he leído y permanece en mi biblioteca preparadito para ser degustado este verano.

Cuadernavio dijo...

Me apunto. En cuanto llegue alli me lo leo...

Temujin dijo...

No conocia el libro, pero me lo apunto. Jerjes era el emperador persa de la Batalla de las Termopilas...Un saludo Kokicid