jueves, 2 de julio de 2009

¿MERECE LA PENA PLANCHAR UNA CAMISA?

Ya. Ya lo sé. A primera vista la pregunta parece intrascendente, pero hay que verse a las once y media de la noche con un calor de mil demonios y los fuegos artificiales atronando en la calle, hay que verse, digo, inclinado sobre la tabla de planchar, peleándose contra las arrugas y el vapor.
Para empezar, planchar no sólo no me disgusta, sino que aveces incluso me relaja, me lo tomo algo así cómo un nuevo tipo de meditación. Para continuar, aunque este mal que yo lo diga, planchando soy casi un profesional y si no me he federado es porque no tengo ninguna foto reciente de tamaño carnet. Pero aún así hasta el mejor escribano echa un borrón y cuando uno no tiene el día, no lo tiene y es tontería insistir. Amén que las camisas son muy poco agradecidas, el pantalón lo planche en cinco minutos y quedo perfecto, mientras que con la camisa me tiré casi media hora y el resultado fue más bien mediocre. El caso es que teniendo la plancha en la mano y mirando la camisa desparramada sobre la tabla, me vino a la cabeza la pregunta: " pero...¿merecerá la pena invertir tantísimo tiempo en una camisa -los polos o los nikis los despacho en una tercera parte de tiempo y estos días de tantísimo calor, se arrugan mucho menos-...? si a media mañana ya estará hecha un higo...". Tras más de media hora sufriendo los calores infernales emanados del artilugio maldito, como soy muy constante, terminé de planchar la camisa en cuestión.
El golpe de gracia lo he recibido al mirarme esta mañana al espejo y ver que el pantalón de rayas se daba de tortas con la jodida camisa. Así que al final... me he puesto un polo. Conclusión: ¡no merece la pena,no!

.

4 comentarios:

Raúl Urbina dijo...

Yo, en esto (y sólo en esto), soy como María Isabel: "Antes muerta que sencilla".

BIPOLAR dijo...

Con lo mono que estarías con una camisetilla de tirantes... (no sé por qué me he acordado de Freddy Mercury, por otro lado uno de mis ídolos y su...
http://www.youtube.com/watch?v=2RyIyEyVPvo&feature=related

jeje

BIPOLAR dijo...

perdón..
eran las reinonas (no sólo él)

pablo miguel simón dijo...

Lo de planchar pertenece al universo de las cosas que ignoro. Más allá de un pañuelo es para mí como la física cuántica. Prefiero mostrar mis virtudes en el fregadero y ser el rey del lavavajillas.
Me ha divertido mucho esta entrada, todo un gustazo.