miércoles, 29 de julio de 2009

FACEBOOK O LA INMORTALIDAD

He compartido momentos y lugares con gente a la que nunca he vuelto a ver, pero de la que sé que se encuentran bien y siguen vivos gracias a sus publicaciones y mensajes en el facebook. Incluso "conozco" gente a la que jamás he visto u oído, únicamente porque me han agregado como amigo en este club virtual. Y no dudo de su existencia a pesar de nunca haberla experimentado. El facebook te otorga un nuevo certificado de existencia, una nueva "fe de vida", algo asi como: "estoy en facebook, luego existo".
Fue este planteamiento el que me llevo a abrirle una cuenta a mi madre: "pepacidfernandez". Así vivirá por siempre. Cada poco tiempo veré sus comentarios y sus estados de animo (ahora tiene como leyenda: "Aquí en la Gloria ;-)" poco o nada importa quién sea quién los escriba, para cualquiera que los lea - incluyéndome a mí- ella tendrá una existencia (¿cibernética?) indudable. Y de eso -más o menos- se trata.

.

2 comentarios:

BIPOLAR dijo...

facebookeo luego existo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Quizá deberíamos reinventarnos así cada poco tiempo.