lunes, 11 de mayo de 2009

SONO ARRIVATO

Se desea, pero inconscientemente se va retrasando el momento, con pequeñas paradas innecesarias y ralentizando el paso. Finalmente a las 10,40 del sábado 09 de mayo (falta un día para cumplir el mes entero) estoy frente a la Catedral de Santiago. El ambiente es tremendo. Abrazos, risas, llantos, fotos...
Espero recordar algo de lo muchísimo que me han enseñado: escuchar, esperar, observar, tratar de no juzgar, admitir los hechos, centrarme en el ahora, estar alerta, confiar en la intuición... He conocido gente maravillosa, he cantado, he visto cientos de cigüeñas, he saboreado el pan, me han saludado los trenes (incluso el ave), he llorado como nunca, he respirado hasta agotarme, he tocado campanas, me he reído muchísimo, he olido la tierra, he sentido los abrazos, he visto amanecer y atardecer casi a diario, he rezado, he acariciado piedras centenarias... Ha sido el viaje de mi vida. A partir de ahora, ya mismo, comienza la etapa más importante del Camino.


.

3 comentarios:

Raúl Urbina dijo...

Enhorabuena. Seguro que viajes como este son mucho más que viajes. Y, de los unos y los otros, tú sabes un rato.

PRINCIPITO dijo...

MUCHAS FELICIDADES. SEGURO QUE EL CAMINO TE HA APORTADO MILES DE COSAS BUENAS. AHORA PORCURA NO OLVIDARLAS Y APLICARLAS EN TU VIDA DIARIA.ME GUSTA MUCHO COMO ESCRIBES Y EL ENTUSIASMO QUE MUESTRAS AL EXPRESARTE.UN SALUDO

BIPOLAR dijo...

Kokycid, me has puesto la piel de gallina. ¡Qué envidia más sana me produce este tu camino en solitario!
Bienvenido.